Intel, más inside que nunca.
En 2018 Intel cumplía su 50 aniversario. En un concurso, nos pidió convertir su showroom anual de novedades en una experiencia a la altura de su historia. La cita iba dirigida a Directores de Ventas y Marketing de empresas top de España.

Idea.
Nos acordamos de su famoso claim ”Intel Inside” y creamos INSIDERS: un lugar al que entrabas para relacionarte con la información de primera mano. Y donde te convertías en insiere —“enterado”—.
Así nació el procesador más grande de la historia. Donde la información fluctuaba por haces de luces, hasta llegar al corazón del procesador: Estel.
Estel era una Inteligencia Artificial, también una maestra de ceremonias flotante. Que protagonizó también los vídeos creados para el evento y la campaña de emailing previa.​​​​​​​​​​​​​​
El evento.
Los invitados accedían tras enseñar un microprocesador identificador que previamente les enviamos. Este tenía su nombre grabado y traducido a código binario. Pues, al acceder, cruzaban la frontera digital para convertirse en datos.
A través de una atmósfera inmersiva y futurista, se llevó a cabo la plenaria. Dando comienzo con un Video-Warm up de producción propia, que escenificaba el arranque del sistema. En este momento, la I.A. empezaba a comunicarse con nosotros en directo.

MÁS PROYECTOS INTERESANTES

VOLVER ARRIBA